El origen y función del chamanismo

Ene 17, 2022

CHAMANISMO=TERAPIA
El chamanismo surgió hace 50 mil años en Siberia, fue la primera espiritualidad de la humanidad porque es anterior a cualquier religión institucionalizada. Y es también la primera forma de psicología y psicoterapia del mundo. De hecho el chamanismo es más psicología que religión.
Cuando uno estudia el origen de la música en la antigüedad (cultos dionisiacos y órficos) comprende que la música nació como una terapia chamánica para curar diversas formas de dolor emocional, de hecho aunque suene difícil de creer un músico es básicamente un terapeuta musical.
Otras grandiosas creaciones del chamanismo: música, drogas psicodélicas, el festejo, la percusión, el baile extático y las repeticiones vocales (mantras), además de la interpretación de sueños que fue la base de la psicología.
Hoy se usan como elementos de diversión o recreación, pero en la antigüedad eran elementos terapéuticos usados en «contextos controlados» (la sesión terapéutica chamánica propiamente dicha) los chamanes fueron los primeros psicoterapeutas de la humanidad.
¿Qué tienen en común la música, el baile, el festejo, las drogas psicodélicas, las plantas medicinales y las experiencias místicas? Todas tienen algo en común: producen cambios bioquímicos en el cerebro. Es decir son «biofármacos naturales»
¿Qué tienen en común todas las formas de dolor emocional, trastornos psicológicos, traumas, apegos, adicciones y obsesiones? Todas tienen algo en común: Son desórdenes bioquímicos.
Hace 50 mil años los chamanes hicieron un descubrimiento asombroso: los desórdenes bioquímicos producidos por heridas emocionales causantes de dolor emocional se pueden curar por sustancias bioquímicas (psicofármacos por llamarlos de alguna forma).
¿Por qué interpretar los sueños? Porque el dolor emocional reprimido no desaparece sino que se va al subconsciente donde toma «formas» como entes espectrales y simbólicos en los sueños (mundo onírico) que luego retornan al mundo de vigilia en forma de psicosis, obsesiones, adicciones y apegos.
Esta es la razón por la cual los chamanes hacían «lectura de sueños» para en esas «imágenes simbólicas» buscar curar a su paciente, fueron los primeros psicoanalistas de la humanidad. Freud y Carl Jung solo «sistematizaron y racionalizaron» el conocimiento chamánico para así convertirlo en la base de la psicología. Es bien sabido que Carl Jung fue un gran estudioso de los sueños y las culturas chamánicas.
¿Por qué el mundo moderno rechaza el chamanismo? En realidad porque no lo entienden. Veamos cada parte: Se ve el chamanismo como algo «mítico» e «irracional» debido a que está lleno de «figuras mitológicas y simbólicas» (lobos, tigres, jaguares, colibríes, monstruos, seres extraños y figuras de todo tipo) La gente nunca comprendió que esas figuras solo son «representaciones simbólicas» del mundo onírico de la mente humana.
Es decir las historias y mitos chamánicos no intentan retratar el mundo «físico-material» sino el mundo «onírico-simbólico» del subconsciente humano porque los chamanes comprendieron que todo el dolor emocional reprimido se almacena en el subconsciente en «formas oniricas» y que la única forma de liberarnos de esos dolores emocionales es a través del mundo onírico-simbólico (que hoy llamamos «subconsciente») y que se «expresan» a través de los sueños.
Otro asunto que rechaza la sociedad moderna son las drogas psicodélicas, me refiero a las plantas y sustancias psicodélicas como la ayahuasca, huachuma, hongos alucinógenos, y también el tabaco, los brebajes alcohólicos y fermentados de todo tipo porque la gente cree que «causan adicción» (y se menciona el hippismo como ejemplo).
Pero otra vez caemos en la ignorancia. Recién en los últimos años muchos investigadores de la psicoterapia han comprendido que la verdadera causa de las adicciones de todo tipo (alcoholismo, tabaquismo, adicción a la comida, anorexia, bulimia y un largo etc) son causadas por «experiencias traumáticas y dolorosas» que generan episodios de estrés postraumático, es decir la causa de las adicciones son profundas heridas emocionales internas que no han sido curadas y causan dolor emocional que genera un desorden bioquímico, y ese dolor es «calmado» con endomorfinas y opiáceos que permiten segregación de dopamina, endomorfinas, serotonina y otras hormonas que producen bienestar y funcionan como calmantes.
La diferencia es que los chamanes aprendieron a curar esas heridas emocionales precisamente usando las sustancias psicodélicas (ayahuasca, peyote, yagé, opio, huilca, huachuma, marihuana, además del tabaco, hoja de coca y muchas otras) y también se ayudaron del «contexto» (música, canto, percusión, danzas extáticas etc) porque el contexto es muy importante como parte del proceso psicoterapéutico de sanación chamánica.
¿Y cuál es la diferencia entonces? La diferencia es la «psicoterapia chamánica». Cuando un adicto usa una droga lo que hace es «auto-medicarse» es como usar un fármaco pero sin terapia. Y sin terapia no hay proceso de sanación, esto lo sabe cualquier psicoterapeuta y psiquiatra. Un psicoterapeuta sabe que el fármaco es un calmante (antidepresivo, antipsicóticos etc) pero lo que realmente sana a un paciente es el proceso psicoterapéutico. Pues los chamanes hacen exactamente eso, las sustancias psicodélicas y enteógenas solo son sanadoras si van unidas a un «proceso terapéutico chamánico» por ende el Chamán, la Ayahuasca, el Tabaco y los Icaros forman los elementos del proceso terapéutico chamánico único, no pueden ir separados.
Y otros elementos terapéuticos son la música y el baile. Pocas personas saben que la música es creación terapéutica y lo mismo el baile, ambos producen «descargas bioquímicas sanadoras» pues producen endomorfinas, serotonina, dopamina. Hoy la ciencia recién está comprendiendo esto, pero los chamanes lo sabían porque los chamanes son los creadores de la música, la danza y la percusión que surgieron hace más de 50 mil años y su verdadero origen es que fueron creados como «elementos psicoterapéuticos».

Espero que esta pequeña lectura les ayude a comprender que significa realmente el chamanismo que no es una religión, sino una psicoterapia espiritual muy antigua (la más antigua de la humanidad) creada para sanar males psíquicos y espirituales.

¡Un abrazo a todos!
Ulan